14 jun. 2011

Siempre que me subo a un tren hay una idea que me ronda en la cabeza. Una idea morbosa, horrible y hasta asquerosa pero que por más que intento no puedo dejar de pensar.
Hoy viaje sentada porque no había demasiada gente y estaba en un asiento próximo al acople de bagón y bagón y desde ahí asomaba una luz con sombras que atravesaban fugaces demasiado rápido y hacían parecer a la luz tan sólo un flash. Y yo no podía dejar de pensar.. (como siempre) que hoy yo estaba sentada, abrigada, volviendo hacia mi casa, pensando en todo lo que tenía que hacer; pero algunza vez (mejor dicho, varias) hubo una persona que decidió que ese tren llevaría su vida a un lugar que no termina en la estación de Once (tampoco en la de Moreno) y para vos es sólo un tren. Es algo pasajero (vaya ironía!)
en tu vida, no significa nada, a veces hasta te resulta tiempo perdido. Pero hubo una persona que decidió que ese tren fuera el que aplaste su cabeza sin remordimientos, el que recorra su cuerpo con presión de plomo y acero y lo consuma entre medio de las vías. Con ese tren decidió despedirse tal vez entre medio de lágrimas, de todo lo que dejó atrás, tal vez sintiéndo el frío de los rieles por su piel y escuchando el molesto y ruidoso motor, tal vez con suerte una bocina que le advirtiese lo que estaba haciendo, gritándole que esa era su última oportunidad de perdonar a la vida que lo hizo estar ahí.
Es feo tener que andar pensando en todo lo que tenés que hacer, pero más horrible es pensar que ya no te queda más nada por hacer.
Y la próxima vez que viajes en vez de quejarte del mal estado del transporte, agredezcamos que decidimos estar arriba y no abajo..

2 comentarios:

  1. "Agradezcamos que decidimos estar arriba y no abajo..." GENIA!

    ResponderEliminar
  2. creo que millones de veces habre hablado esto con vos, pero yo creo que los que hacen ese tipo de estupideces son unos idiotas COBARDES, que buscan la manera mas sencilla de zafar de sus problemas en vez de superarlos y/o hacerles frente... quizas parezca cruel o que no me interesen los demas, y por un lado es cierto, no me interesan los demas, pero no me parece justo que una persona le haga eso a los que lo amaban o querian...

    ResponderEliminar

Archivo del Blog