27 jun. 2011

Entrada Número 118.

Ni que hubiese escrito demasiado

26 jun. 2011

Cuando no sepas qué hacer arroja una moneda
porque cuando esta esté en el aire te darás cuenta de
qué es lo que esperas realmente.


18 jun. 2011

.



Por darte de tu propia medicina,
me convertí en la doctora más cruel

14 jun. 2011

Siempre que me subo a un tren hay una idea que me ronda en la cabeza. Una idea morbosa, horrible y hasta asquerosa pero que por más que intento no puedo dejar de pensar.
Hoy viaje sentada porque no había demasiada gente y estaba en un asiento próximo al acople de bagón y bagón y desde ahí asomaba una luz con sombras que atravesaban fugaces demasiado rápido y hacían parecer a la luz tan sólo un flash. Y yo no podía dejar de pensar.. (como siempre) que hoy yo estaba sentada, abrigada, volviendo hacia mi casa, pensando en todo lo que tenía que hacer; pero algunza vez (mejor dicho, varias) hubo una persona que decidió que ese tren llevaría su vida a un lugar que no termina en la estación de Once (tampoco en la de Moreno) y para vos es sólo un tren. Es algo pasajero (vaya ironía!)
en tu vida, no significa nada, a veces hasta te resulta tiempo perdido. Pero hubo una persona que decidió que ese tren fuera el que aplaste su cabeza sin remordimientos, el que recorra su cuerpo con presión de plomo y acero y lo consuma entre medio de las vías. Con ese tren decidió despedirse tal vez entre medio de lágrimas, de todo lo que dejó atrás, tal vez sintiéndo el frío de los rieles por su piel y escuchando el molesto y ruidoso motor, tal vez con suerte una bocina que le advirtiese lo que estaba haciendo, gritándole que esa era su última oportunidad de perdonar a la vida que lo hizo estar ahí.
Es feo tener que andar pensando en todo lo que tenés que hacer, pero más horrible es pensar que ya no te queda más nada por hacer.
Y la próxima vez que viajes en vez de quejarte del mal estado del transporte, agredezcamos que decidimos estar arriba y no abajo..

12 jun. 2011

Mi vida sin vos sería..

Como un sandwich sin pan
Como un arcoiris en blanco y negro
Como una vainilla sin azúcar
Como una cuchara con agujeritos
Como un jazmín sin perfume
Como un chizito dulce
Como una noche sin luna
Como un gato que ladra
Como un helado caliente
Como un peluche áspero
Como dos esquimales dando besos a la francesa
Como una peluca pelada
Como un té sin agua
Como un caramelo amargo
Como un cactus sin espinas
Como una mariposa sin alas
Como una hamaca estática
Como un atardecer por la mañana
Como un esqueleto deshuesado
Como una tortuga sin caparazón
Como una primavera sin flores
Como una lupa sin aumento
Como una oferta sin descuento
Como un avión que no te lleva a ningún lado
Como un agujero lleno
Como un bote que no flota
Como zapatillas sin zuela
Como huevo de pascua en Navidad
Como un elefante sin trompa
Como bailar sin melodía
Como un crayón blanco
Como un borracho sobrio
Como una abeja sin aguijón
Como una total pérdida de tiempo

9 jun. 2011


Sos el exceso que pretendo abusar;




Soy difícil y encima vengo sin manual de instrucciones.

Pero creo que hay algunas cosas que podrían ayudar(me/te) a entederme.

¨ No soporto que la gente se pare en medio de la calle y no deje pasar.

¨ Nesecito entenderlo todo, y si no logro entender me pongo mal.

¨ Tengo una necesidad natural para escuchar los problemas de la gente y aconsejarlos (incluso cuando eso no me incumbe).

¨ No tomo ninguna bebida caliente. (No, mate tampoco)

¨ Me jode soberanamente las bolas la gente que se interpone en lo que quiero hacer (suena a telenovela pero no. Paso a explicar) Me molesta que si estoy por ir a algún lado me agarren, que se paren enfrente mío y me hablen, que si quiero escribir me sujeten la mano. Me pone L-o-c-a.

¨ Cuando estoy ocupada quiero hacer millones de cosas y no puedo y cuando sí tengo tiempo me aburro porque no sé que hacer.

¨ Necesito sí o sí tener en el día mi tiempo a solas.

¨ No puedo dormir con la puerta abierta y destapada. (En verano muero)

¨ Me gusta pintarme las uñas de colores raros y hacerles dibujos.

¨ Escribo palabras o símbolos en mis manos para recordar cosas 

¨ Me gusta cantar y no me molesta como lo hago pero no puedo hacerlo si sé que me están escuchando

¨ Hace dos años no voy a la peluquería: decidí cortarme el pelo yo sola.

¨ Siempre me da verguenza servirme bebida en casa ajena.

5 jun. 2011








Como un reflejo, en tus ojos voy a descansar.
Yo te protejo, yo te cuido, vos seguí nomás.

2 jun. 2011

¿Qué más dará lo que digan?
¿Qué más dará lo que piensen?
Si estoy loca, es cosa mía.
 
Sobrevivir a la hambruna en una casa sin madre

Archivo del Blog