28 jul. 2011

La gente pasa y pasa siempre tan igual.
El ritmo de la vida me parece mal

18 jul. 2011

Si tuviera espacio y mucho dinero le daría comida, hogar y amor a todos aquellos perros de la calle que están abandonados y suplican el cariño y la comprensión de alguien. A esas criaturas que caminan sin saber a donde y se dejan llevar por siquiera una mirada de amor (eso les basta para seguirte hasta el fin), los que luchan para vivir sin saber exactamente para qué lo hacen. Los que buscan papel de diario para calentarse en el frío pero lo que más anhelarían es un abrazo que les de calor.

Te salvaría, perro. Sin dudarlo..

16 jul. 2011

Encontré esta foto y la subí porque me dí cuenta que son dos personas en las que confío, a las que recurro cuando estoy mal y siempre están para mí.
Los amo con el alma y espero nunca perderlos.


Yo también estoy a su servicio cuando me neseciten. No saben cuanto los necesito

11 jul. 2011


Siempre es más rápido
destruir que contruír.












¡Qué mierda!

6 jul. 2011











Cantar me hace bien
Pero para cantar necesito estar bien;






¡Qué mierda!
Es inevitable que cuando algo nos pasa muy seguido digamos la palabra "siempre", por el contrario cuando algo nos pasa de manera poco frecuente decimos "nunca".
Cuando le pasa a la mayoría de la gente pronunciamos "todos" y cuando es a muy pocas "nadie". Pero lo cierto (o al menos para mí) es que no hay nada que sea absoluto. (En mi opinión, está más que claro). Algo así como un relativismo se me acerca a la mente cuando le digo a mi vieja: "A todos les fue mal" (A todos? Mentiraaaa!) o cuando te dicen: "Ay, pero si todo el mundo conoce a ese cantante!" (Bueno, evidentemente si yo no, significa que tu regla se está rompiendo).
De manera casi inconsciente cuando pronuncio (porque yo también soy partícipe de esta manía) las palabras: "Siempre me caiste bien" No! De ninguna manera. Siempre es una palabra demasiado grande. Cuando era más chica no me caías bien porque simplemente no-te-conocía.
Lo mismo pienso de las personas. No hay personas buenas o malas. Simplemente la gente está equivocada (a veces muchísimo) o toma las decisiones incorrectas. Y nadie es totalmente bueno.
Eso es lo que yo creo porque creo en las excepciones. Están siempre, ahí, esperando a que las veas. Yo misma soy una excepción. Y vos, y él y ella y todos somos la excepción a algo.

4 jul. 2011

Te extraño.
En estos últimos días estuve medio de malhumor y la única persona capaz de sacármelos fuiste vos.
Me hacés muy feliz, mi amor. Más de lo que pensás o imaginás.
Y a pesar de que siempre me la agarre con vos, que tenga muy poca paciencia, que me ponga nerviosa y berrinchosa y me enoje por casi todo no puedo dejar de valorar todo lo que hacés por mí.
Sos tan dulce, tan delicado en tu forma de tratarme, tan respetuoso, tan tierno y compañero conmigo. Amo que nesecites abrazarme y darme besos todo el tiempo, amo que me presentes con todo el mundo y que pienses tanto en mí. Que me hagas cartitas y dibujitos y que guardes absolutamente todos los mios y cada boudez que te hago aunque esté en una servilleta. Amo que me dejes hacerte cualquier cosa, que me dejes que te peine, que te moleste, que te mastique y que te escriba la carita. Me gusta cuando me ves por un tiempo sin que me de cuenta y que cuando por fin te miro me digas "Sos hermosa" con esa mirada tierna en tus ojitos. Amo que me persigas y juegues conmigo. Amo que te dé verguenza cuando cantás y te miro. Amo que la pierdas cuando canto con vos, que cantemos Miranda mientras que caminamos por la vereda, que saludemos a estrellita y que me digas: "Saltá, saltá" cuando hay agua en el cordón. Amo que siempre el que me guía sos vos y me acompañes hasta la China y a la vuelta. Amo que me respondas todas las preguntas boludas que te hago como "Y si cuando estabamos (...)?" o "cuando nos casemos.. podemos(...)?"
Y amo que me felicites cuando me saco notas buenas o que me pongas carita de malo cuando desapruebo. Amo que me abraces cuando tengo frío y que cuando te pregunto si vos no tenés me mientas vilmente diciendome que no. Te amo porque cada cosa que nos diferencia es justamente lo que nos complementa. A vos te gusta la sombra, a mi el sol. A vos te gusta jugar bruto con los perros, yo prefiero rascarles la panza. A vos te encanta comer y cocinar, y yo sólo lo hago cuando tengo que hacerlo. Vos odiás la tecnología, y yo la amo. Vos sos generoso y yo egoísta, yo soy responsable y vos más relajado.
A mí me gusta dormir y vos lo considerás una pérdida de tiempo. Vos sos flexible y yo firme.
Amo lo que pensás y creés y además amo como sos por fuera también.
No te quiero perder, te necesito mucho.
Y si te celo es porque pienso que algún día podrías darte cuenta que no soy tan perfecta como imaginabas y encuentres en otra persona lo que yo no tengo y probablemente nunca tenga. Y si te celo es porque creo que no soy a única persona que sabe ver y valorar lo que sos. Te amo y no te quiero perder, no te quiero perder, no te quiero perder NUNCA.

Archivo del Blog