6 jul. 2011

Es inevitable que cuando algo nos pasa muy seguido digamos la palabra "siempre", por el contrario cuando algo nos pasa de manera poco frecuente decimos "nunca".
Cuando le pasa a la mayoría de la gente pronunciamos "todos" y cuando es a muy pocas "nadie". Pero lo cierto (o al menos para mí) es que no hay nada que sea absoluto. (En mi opinión, está más que claro). Algo así como un relativismo se me acerca a la mente cuando le digo a mi vieja: "A todos les fue mal" (A todos? Mentiraaaa!) o cuando te dicen: "Ay, pero si todo el mundo conoce a ese cantante!" (Bueno, evidentemente si yo no, significa que tu regla se está rompiendo).
De manera casi inconsciente cuando pronuncio (porque yo también soy partícipe de esta manía) las palabras: "Siempre me caiste bien" No! De ninguna manera. Siempre es una palabra demasiado grande. Cuando era más chica no me caías bien porque simplemente no-te-conocía.
Lo mismo pienso de las personas. No hay personas buenas o malas. Simplemente la gente está equivocada (a veces muchísimo) o toma las decisiones incorrectas. Y nadie es totalmente bueno.
Eso es lo que yo creo porque creo en las excepciones. Están siempre, ahí, esperando a que las veas. Yo misma soy una excepción. Y vos, y él y ella y todos somos la excepción a algo.

1 comentario:

  1. yo creo que la mayoria (porque decir "todos" ciertamente seria incorrecto) piensan que es verdad... te amo bloguera de mi alma.

    ResponderEliminar

Archivo del Blog