31 dic. 2010

Mi imaginación debería estar presa.

30 dic. 2010

Somos diferentes, nada de lo que se espera como una naranja con sabor a pera.
No somos clones, no somos imitaciones, hoy vinimos a hacer lo que no se supone.
Contar un cuento sin narrativa, tirar el cielo patas pa’ arriba como los árabes que escriben al revés.
(Caminan con las manos, saludan con los pies)
REVOLUTION!

29 dic. 2010

Es íncreible como cada persona tiene su propio olor. No es un perfume exquisito, pero tampoco es feo, y mucho menos un olor que puedas encontrar en un frasco de supermercado.
Quisiera decir que es único pero me dí cuenta que no. Una vez pasó una persona a mi lado caminando por la calle y me dí cuenta que tenía el mismo olor que mi mejor amigo. A su vez los olores pueden estar en toda una familia, en una casa, en objetos y sobretodo ropa.
Muchas veces el recordar el olor de alguien me sacó una sonrisa, como cuando me quedé con el buzo de mi novio y sentí su olor hasta quedarme dormida. U otras veces supo sacarme una lágrima cuando sentí el aroma que tenía un pullover guardado por mucho tiempo que había pertenecido a mi abuelo.
Sucede sólo con las personas que conocés mucho, ya que no podés identificar algo que nunca conociste.
El olor es a veces imperceptible y encantador. (Como el de él).
Si nunca les pasó esto anótenme en el psiquiátrico más cercano que tengan y anotenme en mi historial como "La chica Sabueso".
No sé que es lo que tienen, pero me encantan. Tener un perro en mi vida es casi tan escencial para mí como tener una cama. No entiendo bien qué es lo que los hace ser tan irresistibles para mí.
Siempre me gustó ir en contra de los gustos comunes, (de chica mi color preferido era el celeste, me gustaban los personajes secundarios de los dibujitos, no me interesaban ni las tortas ni las cosas dulces, etc..) pero debo decir que aunque lo intenté no puedo responder a la pregunta:
"¿Cuál es tu animal preferido?"
sin dejar de mencionar al perro.
Los amo, más allá de si son chiquitos, grandes, peludos, arrugados, gorditos, flacuchentos, cascarrabias o juguetones. Los amo sólo por el simple hecho de ser un perro.
Esta vez no puedo ir en contra de la opinión pública y mayoritaria, debo admitir que el perro es un animal genial y probablemente el "mejor amigo del hombre" como todos dicen.
Ellos son los que producen en mí un grave síntoma de pelotuditis aguda y me hacen hablar como una persona a la que le succionaron el cerebro con una aspiradora portátil y con una voz casi tan aguda como la de Bob esponja. No me importan los pelos, no me importa que tengan mal aliento, ni las asquerosidades que hacen ni lo brutos que son a veces. El simple hecho de su mirada proboca en mí un sentimiento de ternura, amor y obseción afectiva por ellos. Tal vez sean la mirada persuasiva con la que te miran cuando comés algo que a ellos les gusta, la forma incondicional y alegre cuando te recibe cuando llegás a tu casa y el movimiento compulsivo de su cuerpo que te muestra cuánto es que te extrañó en tu ausencia, la forma en que todo les sorprende y les parece maravilloso como el sonido de un celular o la luz de una linterna. Tal vez sea la forma placentera en la que se acuestan en el piso mostrándote su panza para que los acaricies, o tal vez los besos sorpresivos que te agarran desprevenido cuando estás tomando sol. No lo sé.
Sólo sé que los amo, gracias por tenernos tanta paciencia, perros! 
Quizás algún día aprendamos de ustedes.

28 dic. 2010

.






Por querer leer esto te van a quedar los ojos como dos ciruelas en compota. Curioso!
Las pelotitas de colores me ínvitaron a formar parte de su comunidad por ser muy boluda.
Debo admitir que acepté gustosamente.

26 dic. 2010

¿Viste esos días en que no podés definir nada? Y cuando digo nada, es nada. "Cinclotimia" suelo denominarlo. No, no hay una "n" de más. Porque esto me pasa a mí, a otros les sucederá de otra manera.


No puedo definirme, no puedo saber cómo soy, no entiendo porqué hago lo que hago y al mismo tiempo se que en algún lado de mi subconciente puedo encontrar ese motivo. ¿Ven? Otra vez mi amiga la ciclotimia en su obvia exposición.
Me asusta el estar sola, pero amo estar en soledad, tranquila sin que nadie perturbe mi concentración. Porque sí, amo estar concentrada. Me gusta mucho pensar pero no estamos hablando del tipo física cuántica ni problemas acerca de política. Creo que reflexionar sería la palabra, me gusta preguntarme. Preguntármelo todo, sacar conclusiones, o variables de lo que 'podría haber pasado si...' (vos debés de tenerlo bien claro con mis preguntas acerca de cuando nos conocimos, o lo que hubiera pasado)
Me doy bronca, y aunque trate convercerme de que sí, no me gusta lo que soy. Intento ser feliz (y debo admitir que todo está a mi favor para que eso se cumpla pero por algún motivo el humano es tan idiota que nunca se conforma con lo que tiene). Me molesto. Me molestan mis actitudes, porque hay veces en que me dicen: "Estás fastidiosa", "Me estás tratando mal" o simplemente me dicen que estoy de mal humor. Y yo no puedo darme cuenta cuándo es que lo estoy haciendo ni porqué.
Siempre me desagradé, desde chica. Miraba mis fotos y sentía asco, pero aún así no me importaba. Me gustaban las fotos, me gustan las fotos. Siempre decía que era fea y me ponía a llorar a escondidas: una idiota. Que se yo, cuando tenga 80 seguro mire las fotos de ahora y diga que era hermosa y seguramente una estúpida por no haberlo valorado. Ya no me siento fea (a veces sí), siento que soy normal. (Osea: en cuanto aspecto, obvio).
Otra de mis características y me atrevo a nombrarla también como malacostumbre es la de autocriticarme. Creo que lo hago como una anticipación a la posible crítica que podría esperar de los demás. (No sé si se entendió, es raro) De nuevo. Los paréntesis son una clarísima evidencia de mi inseguridad.
Dios! Soy tan pesada. Me aburrí. Chau.

24 dic. 2010


Hey! Vamos:
¿Dónde está ese espíritu navideño?



Cuando eramos chicos: abriendo regalos
Cuando eramos púbers: Decorando absolutamente todo y esperando recibir mucha plata.
Cuando somo adolescentes: ¿Qué? ¿Mucha joda, música y alcohol?
Cuando seamos grandes: Tal vez comer ese pandulce que tenés en la alacena que te mira con ganas de ser mutilado.
Cuando seamos padres: Ver la cara de alegría en nuestros hijos al abrir sus regalos

Y después: ¿Quién sabe?
Llamar a una persona "amor" no debería ser cosa de todos los días. O sí, tal vez sí.. pero justamente: a una persona. No pueden haber dos personas que sean tu amor. Yo por lo menos no le doy ningún voto a la poligamia. No creo en eso, no va con mis principios, tal vez porque es lo único que conozco (y lo único que me interesa conocer) o porque siempre me inculcaron eso desde mi familia.
Pero la verdad es que me resulta tan desagradable escuchar decirle a alguien 'Gracias mi amor', '¿Qué te pasó, mi amor?'.
NO, NO y NO! ¿Porqué nos mentimos? Sabés perfectamente que no es tu amor. Tu amiga no es tu amor, es eso.. tu amiga. Tu hija no es tu amor, es tu pimpollito, tu nena, tu tesoro más preciado, lo que quieras.. Pero no es tu amor!
Sí, debo sonar como una maniática de la ortografía y que llevo mi diccionario debajo de la axila a todos lados divulgando la palabra de la Real Academia Española. Y tal vez sí, no me molesta. Adelante: díganlo.
Pero: Hola! Abramos los ojos. ¿Porqué desvalorizar así una palabra tan hermosa? Tu amor es uno sólo y probablemente una vez en toda tu vida. Cuando le digas: 'Sos mi amor'. Él seguramente se va a sonreír y probablemente no se dé cuenta con exactitud el verdadero símbolo de que alguien sea tu amor, o que seas el amor de alguien. Porque cualquier pelotudo por la calle puede decirte "MMM.. Mi amoooooor!" ¿Y qué mierda puede saber un viejo sucio y pajero como él del amor? Es como que un niño de 6 años me venga a hablar de filosofía griega, tal vez pueda leerlo, tal vez pueda repetirlo pero no está en condiciones de entenderlo. ¿Porqué tengo que sentir asco y náuceas de unas palabras tan hermosas? ¿Porqué no puedo sentirme conmovida de lo que dijo y decirle 'Disculpe señor si hiero sus sentimientos pero su amor no es correspondido'? ¿Eh? ¿Por qué? ¿Porqué tengo que sentir vergueza ajena de esa persona y sentirme asquerosamente mal? Porque sé que no hay una milésima de verdad en sus palabras, no hay amor como finalidad.
Ni hablar del "Te amo" eso lo dejamos para otro día, (tengo mucho por decir también).
Hay una desvalorización de las palabras totalmente. Antes si le decías boludo a alguien se bajaba del auto para recagarte a piñas. Ahora hasta puede sonar cariñoso. ¿Alguien entiende algo? Yo no.
Y con esto no quiero decir que en la época del 'te amo' fácil no hubiera pronunciado esas palabras, ni que tampoco llame por la palabrita a mis amigos. Pero realmente.. es una lástima.

23 dic. 2010

Tuve que entrar a mi casa y no había luz:
¿Qué cosa peor le puede pasar a una chica tan cagona como yo?
Tal vez que además de no haber luz sea de noche y no haya nadie en casa. Sí, creo que eso hubiera sido peor.. Y de hecho lo fue. ¿Qué es lo que hay en la oscuridad que nos aterra tanto? Nosé. Y creo que es eso mismo lo que más me da miedo.
Que-no-sé-qué-mierda-puede-haber.

22 dic. 2010

-Hello hello. Is anyone home?
-Hello hello, just pick up the phone!

PREGUNTAS VARIAS


 1. Cómo estuvo tu 2010 del 1 al 10?: 8
2. Lo más lindo?: ÉL
3. Lo más feo?: El cole, la gripe.
4. Te enamoraste?: Sí
5. Perdiste familiares?: No (Gracias!)
7. Tuviste amores?:
8. Mas de uno?: No
9. Lloraste mucho?: Masomé.. (qué pasó con la pregunta 6?)
10. Te reiste mucho?:  No tanto como otros
11. El colegio qué tal?: Bieeeen, no me llevé ninguna así que bien.
12. El día del amigo?:  En lo de Meli
13. Y el del estudiante?: No me acuerdo
15. Mucho estudio?: Hasta ahí
16. Qué opinas de los alacranes?: Que me dan miedo
17. Del dengue?: Que no creo que me pique ninguno pero qué horror
18. De la muerte de Nestor: nifúnifá, no digo nada.
19. Veces te pusiste en pedo?: Ninguna, no tomo.
20. Veces de novio?: Una
21. Veces que estuviste en un algo?:  Ninguna, siempre en oficial con él
22. Veces que te arrepentiste de algo?: Ninguna, todo pasa por algo.
23. Materias a Diciembre: Cero
24. A Marzo: Cero
25. Amigos nuevos hiciste: Sí, Belu, Cami y no me acuerdo si alguien más así seriamente.
26. Veces que fumaste?: No fumo
27. Veces que dijiste "Nunca más con el/ella" y volviste: Ninguna
28. Cosas que aprendiste?: Varias
29. Noches de pirata tuviste?: Nee, (qué pasó con la pregunta 14?)
30. Noches de solo amigos?: Algunas
31. Y de novio/a?: La mayoría
32. La mayor locura del año: Nosé, para mí mi aerosilla y mi tirolesa fueron extremos (jajaj)
33.Tres deseos para el 2011: Si te digo no se cumplen
El otro día cuando venía caminando, entre una de mis tantas preguntas filosóficas me preguntaba:
¿Poqué nos importa tanto eso que nos sobresale en el pecho a las mujeres?

Caigamos en la conclusión de que para los hombres es atractivo, digamos proporcionalmente atractivo. A más protuberancia, más deseo masculino.
Pero mi reflexión va más allá. Y es que si nos ponemos a pensar ellos también tienen en su cuerpo algo así, nada más que no cobra relieve. Pero tienen.
Si nombramos sus funciones podrían ser el de alimentar al bebé cuando nace, pero.. ¿Puedo darle yo más amor a mi hijo porque mi pecho sobresale más?
¿Soy más inteligente por tenér un buen par de acompañantes en mi frente?
¿Porqué nos enferma tanto esa puta medida que pedimos en una tienda para comparnos un corpiño?

Y si el tamaño es proporcional a la belleza (¿Lo es?): ¿Sería una mujer más deseada por los hombres si ella posee más cantidad de ellas?

19 dic. 2010

No sé dónde vamos a parar, eso ya la piel nos lo dirá ♪
Qué hermoso es actuar, interpretar una estructura dramática.
Siempre desde chica me inculcaron mucho el arte, sin querer, pero aún así me fueron inyectando poco a poco una milésima de lo que mi familia es.
Me acuerdo cuando tenía siete años y me paseaba por los pasillos haciendo de abuelita (con un paraguas como bastón y una mantita como abrigo que encontré por ahí), o cuando hacía de novia (con las flores de mentira que tenía mamá en el comedor, camisones viejos de ella y un tul de cuando era bebé que estaba en mi cuna) entre otras muchísimas cosas que me gustaba imitar como princesas, payasos o animalitos.
No puedo expresar con claridad lo que se siente estar en un escenario (que a decir verdad no estuve en muchos que no fueran de mi colegio) pero cada paso que dí arriba de uno de ellos eran gotitas de emoción, de nervios, de alegría, de pánico y de realización. Porque sí, estar arriba de un escenario haciendo exactamente lo que te gusta es totalmente placentero. Y mucho más si cuando las luces se apagan la gente aplaude.
Al que le gusta el teatro va a poder entender algo de lo que digo, y al que no le gusta probablemente no sepa a qué me refiero. Pero debo decir que al sentirme iluminada por las luces calurosas de aquel teatro sentía que estaba en mi lugar, en el rincón de la cultura que me pertenece.
Nunca nadie podrá entender lo que se siente imitar físicamente a una persona, demostrar los sentimientos que ella siente, pensar (o demostrarle al público que pensás) como esa persona, copiar sus reacciones, sus modos, sus gestos. Nadie nunca que no le guste el género dramático podrá entenderlo, nunca.

Tu mirada fue siempre para mí un misterio. Va, en realidad fue muchas cosas a lo largo de mi vida y produjo varias cosas en mí tal vez nunca te lo dije, tal vez sí.
Cuando recién te conocí me incitaba cierta inseguridad de tus palabras, sentía que tu mirada me intimidaba y de hecho no podía mantener más de dos segundos la vista hacia tus ojos si ellos me estaban observando.
Tu mirada es fuerte, es penetrante, punzante y totalmente hermosa. Cuando nos conocimos te miraba todo el tiempo, pero mi mirar es mucho menos notorio (o eso intentaba que fuera) y siempre me daba cuenta cuando me estabas observando. Sos hermoso, con todo lo que sos y aunque vos digas que sólo tus ojos es lo único que podés admirar yo te digo que aunque tuvieras ojos negros, azules, o fucsias aún así tu belleza no se esfumaría. No podés ser feo ni intentándolo, ojalá algún día te des cuenta.


Luego, apenas empezamos a salir y estar de novios tu mirada me transmitía mucha más inseguridad que antes, me advertía en cierto modo que me ibas a romper el corazón (o al menos eso era lo que yo pensaba).
Después pude entender que tu mirada podía enternecerme, o persuadirme y muchas veces seducirme.
Hay veces en que, por ejemplo, tu mirada me irradia odio (tal vez cuando nos peleamos, pero sé que no es así). O a veces cuando se nublan de una humedad amarga me hacen sentir la peor basura del mundo (si soy yo la causa de tu llanto) y me hacen pedirte perdón una y mil veces. Y si no soy yo el motivo, entonces me produce una impotencia y una angustia tan profunda que siento que lo único que debo hacer es protegerte sacando en esa acción un sentimiento casi maternal.
Pero el único sentimiento que nunca varió desde que te vi por primera vez es que tu mirada me derrite completamente y si me mirás no puedo pensar simplemente en nada más. Sos privilegiado, sí :
Tenés una mirada multi-función.

18 dic. 2010


Te amo te amo te amo, entendés así o te lo explico con acciones? (e.e♥)


17 dic. 2010

16 dic. 2010

Siempre desde muy chica me divertía con las pequeñas cosas que nos da la vida.
Tenía.. cómo es que se le dice? Diversión fácil.
Una de las cosas que me gustaba hacer era soplar las semillitas de la flor de diente de león.
Nunca pude entender su nombre, la verdad es que cuando la veo lo último que me imagino es un león y menos que menos su dentadura.
Cuando los soplaba mi mamá me decía que podía pedir tres deseos y si llegaban muy alto se iban a cumplir. Por supuesto que nunca se me realizó ninguno y poco a poco se me fue la ilusión de los deseos. Pero aún así me gustaba esparcirlos por todo el patio. Hasta que mamá se enojaba y obviamente me lo prohibía porque decía que le llenaba su jardín de yuyos. Yo, que no me daba por vencida facilmente lo hacía cuando no me veía y me gustaba imaginar que cada tallito era como un avioncito que tenía a miles de pasajeros (cada uno con su paracaídas) y que yo soplándoles los ayudaba a esos soldaditos a levantar vuelo y cumplir su misión donde quiera que fuese. Sentía que al hacerlos volar y desparramarse cada uno en un lugar distinto los estaba ayudando y que en algún lugar del mundo ellos me agradecían.
Sí, una demente.

15 dic. 2010

Dicen que cuando los niños hablan lo hacen desde el fondo de su alma. Sin mentiras, sin dobles sentidos, sin interés. Cuando un niño ama es un amor puro, no tiene otra intención o finalidad más que el simple hecho de amar. Cuando un niño pronuncia las palabras mágicas de un "Te amo" o un "Te quiero" no lo hace por el estúpido compromiso del que tanto está pendiente la gente adulta, no lo hace para quedar bien con esa persona. El amor de un niño es sincero, franco e incondicional.
Así siento nuestra relación. Como la de dos niños que se quieren. Sin dobles intenciones, sin otro fin u objetivo más que amarnos. Gracias por compartir todo este tiempo conmigo, nunca nadie me hizo tan feliz.


Te amo!

C&L
JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA
JAJAJAJAJAAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA
JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA
JAAJJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJ
AJA!

Ufff bueno ya está. mm.. no, me parece que no.

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!
Ok, listo. Ya está. Perdón es que estas cosas me ponen tan.. tan tajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaajajajaja!

14 dic. 2010

Hay mucha gente que quiere
que te vayas a dormir,
vos no te duermas, que despierto
no te pueden confundir!
El tiempo cansa
pero hay que esperar.
La vida duele
pero hay que caminar.
La noche oscura
no te deja mover.
El sol no brilla
pero hay que  florecer..
Algunas drogas confunden
y te pueden hacer mal
Algunas chicas te engañan
y después no las ves más.
Hay mucha gente que canta
siempre la misma canción,
escuchá siempre la música
que está en tu corazón.

Árbol - La vida

11 dic. 2010

9 dic. 2010

Hace un tiempo me vengo dando cuenta de lo mucho que me molesta la contradicción.
Soy como una máquina, un estúpido mecanismo constante que no para.. y tu contradicción enrieda mis cables y me produce un total cortocircuito. Sé que muy pocas personas te conocen tanto como yo. Y amo que sea así, me pone feliz cada milésima que pueda aprender cada día de vos.
Siempre creo en la palabra de la persona (muy mal hecho, así me han herido muchas veces). Me criaron así, ingenua, crédula. Pero por eso también suelo ser muy sincera, me molesta ocultar y me molesta no ir de frente (como también me molesta que no lo hagan conmigo). Con esto no lo digo por vos, sé que todo lo que me digas no está malintencionado ni me mentís a próposito. Pero a veces siento que a veces me decís cosas que creés saber en ese momento, y tal vez para vos todavía son confusas.
Me molesta el cambio, mucho. Estoy acostumbrada a que si alguno se produce pase por lo menos algún lapso de tiempo, o por lo menos sea gradual. Pero vos sos tan cambiante, tan contradictorio y al mismo tiempo te puedo predecir, me das seguridad. Irónico, no?
Tal vez no debería estar escribiendo esto, no quiero exponer nada de lo que te pase, ni lo que sientas, ni mucho menos exponerte a vos. Quiero que lo que quieras que el mundo se entere de vos lo publiques vos. Sólo voy a decir que me confunde mucho que me digas cosas, y después te auto-contradigas. "Me gusta/ no me gusta", "Me agrada/ no me agrada", "No me importa esa persona/ La quiero", "Amo hacer tal cosa/ No me gusta hacerlo", "Amo tal cosa/ Me asusta", "Tenés razón/ No pienso igual", "Coincido con vos/ No pienso así"
Entre otras. Con esto no quiero hacerte sentir mal, no quiero echarte absolutamente nada en cara, simplemente desahogar mi confusión.
Esto que hacés me enloquece, me confunde, me hace fastidiar, pero también me gusta poder entenderte, es lo que me enamora y hace que me dé cuenta que no todo el mundo piensa como yo. No?


8 dic. 2010

Estaba tan emperrada con aprobar todo que el tiempo me atropelló y me pasó por encima como un tractor sin que yo me diera cuenta. Mientras yo sacaba los cálculos acerca de cuánto nesecitaba sacarme en una integradora me olvidé que los últimos cinco minutos que formaban mi último recreo de la secundaria se escapaban como fugitivos de mi vida. Mientras yo buscaba en mi carpetita de hojas rivadavia número tres la hoja que me faltaba de sociología no me daba cuenta que iba a ser la última vez que la usara.
Cuando yo me preocupaba de no ensuciarme con la tierra del piso en el recreo no entendía que iba a ser la última vez que la sentiría tan cálida, cerca de mí. Esos bancos en los que jugabamos a que éramos surfistas, las hojitas de pino con la que construíamos casitas (en la cual yo siempre por algun motivo quería ser el perro).
El kiosko en el que siempre se te colaban, nunca entendían lo que querías y encima el de adelante tuyo no se decidía qué comprar. Las simpáticas palomas que se apropiaban de algunos bancos como su baño público. El salón en el que seguramente recorrí unas 6.000 vueltas gracias a mi profesora de gimnacia, en donde participé de actos y confesé muchos secretos a mis amigas. La campana, con la que teníamos una relación de amor-odio, (amor cuando empezaba el recreo y odio obviamente cuando terminaba). La rotonda que sirvió muchas veces como punto de encuentro, como lugar de espera a los que rendían en diciembre y muchos otros usos.

Todo, todo se iba. Y yo: sacando promedios y escatimando nota.

El otro día cuando salí del colegio toda mojada debido a una guerra de agua moría de vergüenza porque la gente se reía de mi en la calle caí en la cuenta que era mi último día de clase.. y lo noté gracias a un montón de hojas de carpeta (algunas rotas y otras no) tiradas en la vereda. A medida que caminaba por esas veredas me iba olvidando de mi humedad en el cuerpo e iba leyendo cada página mojada por el agua del cordón. Sierras subandinas: Geografía. Resumen de Edipo Rey: Lengua y Literatura. Comparative and Superlative: Inglés. La alegoría de la caverna: Filosofía.
Y haber visto toda la cuadra blanca, como nevada de papeles y caminar por entre ellos, dejarlos atrás y caminar por veredas que ya no tenían hojas me hizo darme cuenta que no nesecito metáforas para entender lo mucho que voy a extrañar todo esto.
Agregarle tres cucharadas de paciencia a esta receta
Hay veces en que miro vídeos, fotos o cosas en donde aparecía yo de chiquita, o de hace algunos años. Y me digo:
-'Por dios! como pude? ese peinado!'
-'qué estoy haciendo?'
-'qué tarada que eeeeeeeeeeeeeera!'

Hasta que hace unos días leí algo que escribí cuando tenía esa edad. Y sólo así entendí que en ese momento yo era exactamente lo que quería SER.


Puse en opciones de 'Reacciones' cosas positivas porque la verdad que si tenés alguna objeción una de dos: o apretá la crucecita roja que se encuentra en la zona superior derecha de esta pantalla, o me escribís un comentario diciendome QUÉ garcha es lo que no te gusta.

Algunas cosas de mí

Me molesta que la gente me interrumpa cuando hablo. (una o dos acotaciones está bien, pero si me hablás encima de lo que digo me parece una falta de consideración)

♥ No me gusta, y nunca me gustó la Coca - Cola.

♥ De chiquita, no me gustaban las papas fritas, ni el chocolate, mucho menos los alfajores que te daban en el jardín y para colmo, le robaba las verduras que hervía a mamá.

♥ Creo que soy una de las únicas chicas de mi edad que si aumenta de peso se siente feliz.

♥ No puedo entender ningún tipo de anécdota, relato o cualquier comentario que me digan oralmente si miro fijo a los ojos a la persona. Nesecito sí o sí mirar hacia la nada.

♥ Suelo estar desconcentradamente concentrada cuando tengo que estudiar. Osea, si me desconcentro del tema en el que me tengo que enfocar, me enfoco muy profundamente en otro que no tiene nada que ver

♥ Tengo una obseción (entre otra millonésima de cosas) con mi piel y con mi pelo. Tengo el pelo marrón muy oscuro, pero quiero que sea negro (aunque todos piensen que ya lo es) y tengo la piel morena por naturaleza, quiero ser más pálida pero amo tomar sol, y me da paja ponerme bloqueador solar.

♥ No miro casi nada de televisión. Rara vez miro algún programa. La única vez en el día que prendo la TV es en la mañana para fijarme la temperatura y saber que ponerme.

♥ Suelo entender los pensamientos complejos con mucha más facilidad que los simples.

♥ No sé si soy buena o mala amiga. Ya que prefiero siempre estar en las malas que en las buenas. (y de hecho así se cumple)

♥ Me gusta mucho bailar, pero no tanto el hecho de salir a bailar

♥ Si un mosquito me molesta en la noche no paro hasta liquidarlo (así pasen horas y horas)

♥ Se me ocurren MILLONES de cosas que escribir porque suelo pensarlas mientras que camino sola. Pero después se me olvidan.

♥ En tercer grado falté a la clase que enseñaron la hora con agujitas. Mis papás estuvieron tres años para tratar de enseñarme, pero yo siempre me olvidaba. Es el día de hoy que me preguntás qué hora es con un reloj de agujas y te lo pienso un ratito.

♥ Me molesta que la gente se "haga". Díceces de: "se hace la pobrecita", "se hace el inocente", "se hace el malo", "se hace la fiestera", etc..

♥ Odio el perfil derecho de mi cara.

♥ Tuve una época en la que mi frente era casi tan misterioso como ver la ingle de una monja. Pero esa etapa fue superada

♥ No quiero crecer más, siempre quise tener 15, y no cumplir más años.. proximamente 18.

♥ Tengo etapas en mi vida acerca de mi vestimenta: pase por la onda del rosa, el turquesa, las binchas gruesas, los aros ultra-largos, la onda del negro y las tachas.

♥ No conozco a casi ningún actor de la televisión, novelas, cines o teatro. Gracias si conozco quién es Brad Pitt o Julia Roberts.

♥ No zoporto ke la jente tenga faltas de hortografia ni qeeh ezcribaaa t0d0 kmo taRadA@ah


Y de esto probablemente no rescates nada productivo, pero por lo menos ahora me conocés un 2% más.

6 dic. 2010

¿Porqué es tan difícil abandonar nuestra niñez?
Nuestro pasado.
No podremos librarnos nunca de él, porque a pesar de que nos haya gustado o no, es lo que nos hace ser lo que hoy SOMOS.

Archivo del Blog