8 dic. 2010

Estaba tan emperrada con aprobar todo que el tiempo me atropelló y me pasó por encima como un tractor sin que yo me diera cuenta. Mientras yo sacaba los cálculos acerca de cuánto nesecitaba sacarme en una integradora me olvidé que los últimos cinco minutos que formaban mi último recreo de la secundaria se escapaban como fugitivos de mi vida. Mientras yo buscaba en mi carpetita de hojas rivadavia número tres la hoja que me faltaba de sociología no me daba cuenta que iba a ser la última vez que la usara.
Cuando yo me preocupaba de no ensuciarme con la tierra del piso en el recreo no entendía que iba a ser la última vez que la sentiría tan cálida, cerca de mí. Esos bancos en los que jugabamos a que éramos surfistas, las hojitas de pino con la que construíamos casitas (en la cual yo siempre por algun motivo quería ser el perro).
El kiosko en el que siempre se te colaban, nunca entendían lo que querías y encima el de adelante tuyo no se decidía qué comprar. Las simpáticas palomas que se apropiaban de algunos bancos como su baño público. El salón en el que seguramente recorrí unas 6.000 vueltas gracias a mi profesora de gimnacia, en donde participé de actos y confesé muchos secretos a mis amigas. La campana, con la que teníamos una relación de amor-odio, (amor cuando empezaba el recreo y odio obviamente cuando terminaba). La rotonda que sirvió muchas veces como punto de encuentro, como lugar de espera a los que rendían en diciembre y muchos otros usos.

Todo, todo se iba. Y yo: sacando promedios y escatimando nota.

El otro día cuando salí del colegio toda mojada debido a una guerra de agua moría de vergüenza porque la gente se reía de mi en la calle caí en la cuenta que era mi último día de clase.. y lo noté gracias a un montón de hojas de carpeta (algunas rotas y otras no) tiradas en la vereda. A medida que caminaba por esas veredas me iba olvidando de mi humedad en el cuerpo e iba leyendo cada página mojada por el agua del cordón. Sierras subandinas: Geografía. Resumen de Edipo Rey: Lengua y Literatura. Comparative and Superlative: Inglés. La alegoría de la caverna: Filosofía.
Y haber visto toda la cuadra blanca, como nevada de papeles y caminar por entre ellos, dejarlos atrás y caminar por veredas que ya no tenían hojas me hizo darme cuenta que no nesecito metáforas para entender lo mucho que voy a extrañar todo esto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Archivo del Blog