9 dic. 2010

Hace un tiempo me vengo dando cuenta de lo mucho que me molesta la contradicción.
Soy como una máquina, un estúpido mecanismo constante que no para.. y tu contradicción enrieda mis cables y me produce un total cortocircuito. Sé que muy pocas personas te conocen tanto como yo. Y amo que sea así, me pone feliz cada milésima que pueda aprender cada día de vos.
Siempre creo en la palabra de la persona (muy mal hecho, así me han herido muchas veces). Me criaron así, ingenua, crédula. Pero por eso también suelo ser muy sincera, me molesta ocultar y me molesta no ir de frente (como también me molesta que no lo hagan conmigo). Con esto no lo digo por vos, sé que todo lo que me digas no está malintencionado ni me mentís a próposito. Pero a veces siento que a veces me decís cosas que creés saber en ese momento, y tal vez para vos todavía son confusas.
Me molesta el cambio, mucho. Estoy acostumbrada a que si alguno se produce pase por lo menos algún lapso de tiempo, o por lo menos sea gradual. Pero vos sos tan cambiante, tan contradictorio y al mismo tiempo te puedo predecir, me das seguridad. Irónico, no?
Tal vez no debería estar escribiendo esto, no quiero exponer nada de lo que te pase, ni lo que sientas, ni mucho menos exponerte a vos. Quiero que lo que quieras que el mundo se entere de vos lo publiques vos. Sólo voy a decir que me confunde mucho que me digas cosas, y después te auto-contradigas. "Me gusta/ no me gusta", "Me agrada/ no me agrada", "No me importa esa persona/ La quiero", "Amo hacer tal cosa/ No me gusta hacerlo", "Amo tal cosa/ Me asusta", "Tenés razón/ No pienso igual", "Coincido con vos/ No pienso así"
Entre otras. Con esto no quiero hacerte sentir mal, no quiero echarte absolutamente nada en cara, simplemente desahogar mi confusión.
Esto que hacés me enloquece, me confunde, me hace fastidiar, pero también me gusta poder entenderte, es lo que me enamora y hace que me dé cuenta que no todo el mundo piensa como yo. No?


1 comentario:

Archivo del Blog