16 nov. 2011



Tengo que convinar todos los accesorios, bolsos, ropa y abrigos.
Tengo que maquillarme, depilarme y mantener el equilibrio sobre tacos altos.
Tengo que soportar dolores de panza una vez al mes y que todo el mundo te diga que sos una histérica por esos cinco días consecutivos.
Tengo que mantener mis uñas arregladas y prolijas y a la vez lavar platos, cocinar y demás cosas.
Tengo que aguantar que la ropa sea ajustada y muchas veces incómoda.
Tengo que cuidar que no se vea nada.
Tengo que ser delicada y dulce, pero tener los ojos abiertos para todo y ser fuerte al mismo tiempo.
Tengo que soportar que ignorantes y repulsivos individuos me griten cosas cuando camino por la vía pública.


Y aún así:  ¡Cómo amo ser MUJER!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Archivo del Blog