17 ene. 2011

Vacaciones

Bien, por dónde empezar? No lo sé. Entonces creo que empezaré por el principio.
Unos meses antes de ir se habían escuchado unas palabras pronunciadas por mi tía acerca de irnos todos juntos (mis tíos, mamá, papá, mis primos y sus respectivos novios -por lo tanto también el mío-) por quince días. Y me pareció de lo más genial pero todavía no era seguro: Es decir, éramos doce orangutanes buscando una casa para pasar las vacaciones y eso es mucha cantidad para conseguirla en la primera quincena de Enero. Después de que mis tíos y mis padres encontraron el lugar (en que masomenos y poniéndole cariño al asunto ibamos a entrar) estabamos todos muy felices repitiéndonos entre sí: "¡Nos vamos de vacaciones juntos!" Y así fue. Claromecó era el nombre del lugar (y no, no me canten ninguna canción. No ví esa propaganda)
Llegamos a la casa (por lo menos yo) con muchas menos esperanzas y pretenciones que lo que me encontré ahí. A decir verdad era una casa mucho más amplia, hermosa y cómoda de lo que tenía en mente.
Pasamos a acomodar nuestras cosas y si bien nuestro cuarto (el de mi prima y yo) era lo suficientemente pequeño como para poder poner nuestras valijas y pasar mirando el piso, nos encontramos en el fondo con el lugar donde dormirían mis primos, mi mejor amigo (novio de mi prima) y mi novio -osea, los varones- "el quincho". Era una habitación enorme en el que entraban muchas camas y que a pesar de que siempre estaba desordenada era lugar de risas, juegos, siestas, charlas y muchas otras cosas que por lo general no duraban menos que hasta las tres de la mañana.
Otras noches preferíamos ocuparlas en ir al "Pool" o al "Bowling" depende de quien lo pronunciase.
Si bien no siempre estuvimos todos juntos (algunos se fueron antes, otros llegaron después) fue una quincena muy hermosa en la playa, con olas bastante frías, arena suave (en la que nunca faltaban los pozos o esculturas), el simpatiquísimo viento y la lluvia que nos creó el paisaje de un río a través de nuestra ventana.
Y no podría irme sin mencionar algunas frases célebres de las que nos reímos un buen rato:
"Aaaay, Pal" -By Lean
"Aaaay campesinopampeano" - By Pal
Yo no me rieeeeeeé!" - By Cin
"San-dí-a, San-dí-a ♪" - By Cin
Y muchas otras que seguramente me estaré olvidando pero que ellos me las recordarán.

Lo que quiero decir al respecto es un enorme ¡GRACIAS! por estas vacaciones tan hermosas.

1 comentario:

  1. Estas vacaciones fueron literalmente las mejores de mi vida... quizas no la pase de maravilla, pero amanecer cada dia practicamente a tu lado, fue hermoso. pasar casa segundo del dia con vos, fue maravilloso. dormir contigo a mi lado, majestuoso... a mi no tenes nada que agradecerme amor de mi vida. yo soy quien debe darte las gracias por esos 15 dias y mas llenos de tus risas, de tu amor y de tus mimos!!! GRACIAS! por todo.. ATTE: El Gordito

    ResponderEliminar

Archivo del Blog